Casa Fárfara, permacultura bajo plástico

Casa Fárfara, permacultura bajo plástico

Casa Fárfara, permacultura bajo plástico

"Permacultura y reconocimiento al trabajo con la tierra"

Casa Fárfara, es un ejemplo de proyecto de permacultura y agroecología bajo plástico.

Hace unos años tuve  la oportunidad de conocer a un agricultor que bajo el plástico de su invernadero tenia un proyecto agroecológico. Yo los conocí visitando su finca en una visita del SPG que hacia el grupo de consumo de la asociación Retama. 

 

Para los que lean este post y no conozcan la  zona de producción de la que hablo hoy os cuento un poco sobre ella.

Cuando se piensa en la agricultura de la provincia de Almería, automáticamente tenemos la imagen de un invernadero de cultivo bajo plástico.

Este tipo de cultivo es el motor de la agricultura de la provincia,  como así también de gran parte de su sistema económico y social. 

La evolución económica de esta provincia está ligada a este tipo de agricultura que actualmente  abarca gran parte de las zonas de costa o litoral, donde el paisaje se ha transformado en lo que hoy llamamos mar de plástico.

Conversión del suelo de Almería a la agricultura con invernaderos entre los años 1974 y 2000. Foto NASA.

La imagen que vemos en el mapa muestra el desarrollo de esta agricultura. El cual  esta relacionado con algunos factores que en su momento fueron claves para este desarrollo.

El factor predominante ha sido  la técnica del enarenado clave para la explotación de las aguas subterráneas que permite un desarrollo favorable de los cultivos.

A esto se  sumó el clima, que permite cultivar bajo  plástico hortalizas de verano  en contra-estación, sin tener que realizar inversiones en sistemas de  calefacción como en otros países del norte de Europa permitiendo a las hortalizas estar en los mercados antes  y evitar en cierta forma la competencia, con el consecuente mejoramiento de  los precios.

Lo más fundamental fue el factor trabajo que permitió que la unidad familiar del agricultor aportase la mano de obra necesaria para desarrollar este tipo de cultivos. Siendo un gran porcentaje de las explotaciones de agricultura familiar.

Un cambio hacia modelos de producción más sostenibles

Hoy en día las exigencias de los consumidores, cada vez más conscientes de los efectos de los agroquímicos para el medio ambiente y la salud. Ha forzado  a  los mercados y distribuidores a atender estas necesidades de sus clientes. Por lo cual  gran parte de los agricultores se han reconvertido el manejo de sus fincas a sistemas de producción que requieren un uso más sostenible de los recursos.

Esto ha introducido un gran avance en el control biológico de plagas a través de la utilización e introducción  de insectos auxiliares. Son  alternativas  sostenibles que  el sector ha sabido adaptarse muy rápidamente.

En el  año 2012 comencé a participar en un grupo de Productores – Consumidores Ecológicos de Almería, promovido por la asociación Retama, en la cual  había planteado un  Sistema Participativo de Garantía (SPG) para los agricultores, en el  se visitaban las fincas de los mismos para comprobar si se adaptan a los criterios de producción ecológica establecidos en el grupo. 

Esta visita me hizo darme cuenta que bajo el mar de plástico también se encontraban agricultores y agricultoras con un enfoque alternativo de la agricultura y con unos valores de sostenibilidad ambiental y social muy fuertes. Comprometidos con el cuidado de la tierra. 

Casa Fárfara un proyecto de agroecología y permacultura

Tanto en Matías como  Antonia se puede apreciar que son personas con una conciencia social y por el respeto a la tierra y naturaleza muy arraigada. 

La agricultura es su principal fuente de trabajo e ingresos económicos. Tienen una empatía ecológica que la transmiten desde el momento en que cruzas la puerta de su finca y entras en el invernadero donde puedes apreciar ante todo la biodiversidad en el manejo de la finca.

 

Antonia y Matías de Casa fárfara
Matías y Antonia en su invernadero

Como ya he dicho antes la finca se encuentra en la localidad de Balanegra en el municipio de  El Ejido rodeada de otras explotaciones de cultivo bajo plástico, pongo la foto de abajo a modo de ejemplo para que tengáis una imagen de la situación.

La finca tiene una superficie de 7500 m² dedicada a la producción de hortalizas como principal sistema de ingresos de la familia. Es una pequeña explotación familiar donde trabaja Matías, Antonia y con ayuda sus  hijos. Su vivienda está en la misma propiedad de la finca,  que adquirieron hace creo que mas de 12 años.

Matías y Antonia en su invernadero

Dentro de esta finca hay distintas zonas: 

  1. la zona propia de cultivos, una zona bajo plástico,
  2.  zona de cultivo al aire libre
  3.  zona de corral donde tienen cabras y gallinas. 

Las cuales se integran dentro del funcionamiento del agroecosistema de la finca.  

Además tiene otra zona  de preparados y biofertilizantes, una para hacer sus semilleros y un jardín con un hermoso Seibo  y una parra que da fresquito en verano. 

Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Producción de biofertilizantes
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Cultivos de hierbas medicinales
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Zona de cultivo al aire libre
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Tirabeques

Toda su producción la vende en canales cortos de comercialización. Estos les permiten más allá de la satisfacción personal y de los lazos establecidos con sus clientes, hacer una apuesta por sus criterios de manejo de su tierra y una mayor autonomía  en cuanto a el precios de sus productos. Además han creado redes y sinergias con otros grupos y agricultores para la venta directa de la producción.

Las semillas, la gran variedad de hortalizas que cultivan provienen de semillas  de variedades tradicionales de producción propia o que adquieren por intercambio con redes de semillas. 

Así  cierran ciclo haciendo sus propios semilleros en la finca de sus propias semillas. 

Este el fuerte de Antonia, ella es la guardiana de las semillas y semilleros.

Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Zona de semilleros
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Casa Fárfara un proyecto de permacultura
Cultivo de hojas verdes
Cultivo de coles
Variedad tradicional de tomate cuarenteno

A medida que avanzábamos en la entrevista, comprobamos que lo que en agroecología llaman la concepción de ser parte del agroecosistema y de la naturaleza por el agricultor , algo que me sorprendió:

  

  1. La estructura del invernadero no era hermética si no que estaban las ventilaciones abiertas y sin malla anti-insectos.
  2. No solía tener  grandes problemas de plagas por que dejaba setos que le servían de reservorio para los enemigos naturales. 
  3. El manejo del suelo es desde el concepto de mantener un suelo vivo, donde reciclan la materia orgánica de restos de cultivos, realizan mulching para proteger el suelo y mantienen vegetación espontanea a modo de bosquecillo comestible.
  4. Reciclan toda la materia orgánica, dejan el suelo en barbecho, las cabras pastorean los restos de cultivos para compostar y incorporar materia orgánica.
  5. Desde la práctica biodinámica  tienen establecidos un organismo granja donde las cabras   permiten cerrar el ciclo de materia orgánica con sus beneficios en equilibrio en el suelo. Las gallinas reciclan los restos orgánicos de la casa con su recompensa en tortillas posteriormente.
  6. Producen sus biofertilizantes, sus bioles, microorganismos eficientes para el suelo. Es una gestión prácticamente auto-suficiente y sustentable. Realizan sus propios preparados tanto fertilizante líquido a partir del estiércol de las cabras como purín de ortigas. 

De esta manera tiene una auto gestión de insumos que es la base de la estabilidad agroecológica.

 

Finca de casa farafara
Plantas auxiliares

Siguen los conceptos de manejo de permacultura. Hacen rotaciones, asociaciones y sobre todo dejan que la naturaleza funcione por su cuenta.

Su suelo ya huele a humus, el suelo enarenado se ha mezclado con la tierra y la materia orgánica. Por lo que  la arena ya se ve de color marrón.

Tiene todo un linde de Phisalys donde ha dejado que los pajarillos vivan y aniden dentro. 

 

 

A la biodiversidad de cultivos se le suma,   la introducción de especies aromáticas.  Hay setos con zonas con vegetación espontanea que dejan que crezca para mantener el equilibrio entre las plagas y enemigos naturales.

Las plagas en general se controlan mediante control biológico por conservación por medio de las poblaciones de enemigos naturales que se mantienen en la finca en los setos y reservorios de plantas espontaneas. 

Si es necesario incluye un manejo cultural trabajando el equilibrio del suelo -planta y con productos minerales o preparados vegetales y  minerales.

casa farfara
Hierbas medicinales

Voy a cerrar esta historia con lo más importante que tiene este proyecto desde el punto de vista agroecológico.

Más allá del manejo que hacen de su tierra, de sus valores y de su forma de vida. Creo que es tan importante decir que este proyecto ha sido y seguirá siendo posible allí donde esté, gracias a todas aquellas personas que cada semana de manera comprometida e implicada compran sus cestas o verduras a esta familia.

 -Las Eco-tiendas, los grupos de consumo, las familias :

  1. Las que valoran que una agricultora, Antonia y un agricultor, Matáis, con nombre y apellido, piensen que su prioridad es ofrecerles un alimento de calidad, nutritivo y sano.
  2. A los que tienen la absoluta confianza de que su gesto como consumidores va un paso mas allá de adquirir alimentos.
  3. Quienes se preocupan por que una tierra sea cuidada y tratada con cariño y respeto.
  4. Que su consumo sea local, que le pongan cara y empatía a quien los cultiva su comida. 

Hasta el punto de ser capaz de llegar con su manos, sus ahorros, su corazón y voluntad a levantar la estructura del invernadero, a poner el plástico que dejo por el suelo una mal venida tormenta…

Sin saber que su gesto estaba levantando los brazos de aquellos que ya se habían rendido impotentes ante la fuerza de la naturaleza y de tanta lucha.

En principio lo escribo por mero agradecimiento, por haberlos conocido y aprender y compartir con ellos el amor, el cariño y cuidado de la tierra. ya que ha surgido una gran amistad y admiración hacia su trabajo.

Por que en este momento después de muchos años de trabajo y de lucha, de crear suelo, biodiversidad, clientes-amigos y vínculos con las personas y  conciencia. 

Pero sobre todo levantarse cuando se pensaban que la más dura tormenta los había dejado rendidos. Han tomado la decisión de  salir del plástico y continuar su proyecto de vida con la tierra en la alpujarra, mirando la montaña, el cielo y respirando aire fresco. Aunque ha sido una apuesta dificil se merecen tranquilidad y volver a sus raíces.

Para Antonia y Matías, espero que Almócita en transición os reciba con los brazos abiertos y que podáis echar raíces allí, seguir siendo semilla de ejemplo, seguir tejiendo redes y cosechando vuestro trabajo y esfuerzo con tranquilidad y armonía.
Hay muchas personas haciendo realidad esto, por que sin ese grado de compromiso personal una agricultura bajo plástico como la de Antonia y Matías no podría ser... la agroecologia es en definitiva eso hacer que la soberanía alimentaria tenga sentido desde la autonomía, estabilidad, equidad y resiliencia que da lareconexión entre los  consumidores y los campesino o agricultores.
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print

No comments.

Deja una respuesta