Acolchado de paja activado para el huerto

Acolchado de paja activado para el huerto

Acolchado de paja activado para el huerto

"Con el acolchado de paja activado para bancales evitamos ésta que se vuele con el viento"

El acolchado del suelo es fundamental para tener un «suelo vivo», entre los distintos materiales que se suelen utilizar la PAJA suele ser muy común por que es fácil de conseguir y bastante económica.

Una bala de paja puede tener un coste de 3-5 €, en su gran mayoría proviene de rastrojo de cereal (cebada, centeno, trigo) o de leguminosas como es la alfalfa.

Paja de cereal para su uso como acolchado de suelo
Usos del acolchado de paja en el huerto
Paja activada para acolchado en el huerto
Paja de cereal seca
Acolchado de paja sin activar
Acolchado de paja activado

Ventajas e inconvenientes de su uso:

Ventajas: 

  1. Protege al suelo de la radiación solar y la erosión.
  2. Permite que la lluvia penetre en el suelo sin hacer escorrentía.
  3. Crea un microclima adecuado para las raíces y la vida del suelo.
  4. Actúa como abono de superficie, ya que la parte en contacto con el suelo se descompone generando humus para las plantas.
  5. Al aportar materia orgánica permite que se genere un suelo vivo que aporta equilibrio y fertilidad a nuestro huerto.
Como hacer un acolchado de paja activado

Inconvenientes:

  1. Se vuela al ser muy liviano y bastante repelente del agua al principio. Esto hace que con cualquier viento  termine por cualquier rincón del huerto menos el bancal.
  2. Lenta descomposición, la paja de cereales es rica en carbono, es decir tiene una alta relación C/N por lo que tarda más en descomponerse. Esto aumenta el riesgo de que se pierda por viento, sobre todo cuando tenemos riego por goteo que la humedad esta solo en la parte inferior. Sobre todo cuando lo colocamos en primavera verano que hace mas calor y hay menos lluvias cuesta más.
  3. Por último, la paja al ser un residuo de la cosecha de cereal, contienen una cantidad de semillas que luego nacen en nuestro huerto.

Solución:

Una solución para evitar esto es colocar el acolchado de paja activado.

¿Cómo se hace? 

Es muy fácil aunque requiere un poco de tiempo, dedicación previa. El truco consiste en dejar las balas de paja en sitio protegido del sol un tiempo ante e ir regando constantemente durante unas 3 semanas. Así logramos que al tener humedad la masa compacta se comience a humedecer y activar todos los microorganismos que hay dentro de ella.

Por otro lado las fibras de los tallos se van reblandeciendo y permite que se comience a descomponer y hacer menos repelente al agua.

Además, favorecemos la germinación de semillas que puedan contener evitando que luego nos nazcan en el bancal.

 

Esto sí requiere tener  tiempo  para que empiece a tomar humedad y  los microorganismos se activen. En la foto de la derecha se puede ver como hay  una especie de tela blanca que que recubre la paja que ya esta activada.

Cuando ya se va observando eso, es que esta activada  la paja, en si esta mas blanda por lo que al ponerla sobre el suelo, hace mayor contacto y este proceso continua en el mismo bancal. Aportando también microorganismos activos.

 

Paja activada para acolchado en el huerto
acolchado de paja en calabacín

De esta manera, podemos ver que en cultivos  muy sensibles al calor como el calabacín es una buena opción colocar acolchado.  El acolchado terminará siendo un abono de superficie, que por su alto contenido en carbono nos dará un aporte de humus extra a largo plazo. Nos aseguramos de esta manera que se mantenga la fertilidad del suelo en nuestro huerto y sobre todo que tengamos un suelo vivo.

En nuestro post sobre  sinfonía de la fertilidad puedes encontrar más información sobre suelo vivo y el suelo como un ecosistema.

Es importante devolverle a la tierra parte de los que nos ha dado. La materia orgánica, (restos vegetales, abonos verdes, abonos orgánicos, humus) es la que equilibra la vida en el huerto. Es la fuente de  la vida al ser alimento por lo tanto fundamental en los ciclos de la naturaleza.

Aquí le dejo un bancal de policultivo de calabaza-maíz-plantas melíferas (borraja y caléndula) donde las semilla de cebada de la paja han nacido y las hemos dejado para  obtener nuestras propias semillas para luego realizar un abono verde, y también luego de quitar las espigas segaremos los restos de tallos para renovar el acolchado del suelo y mantenerlo.

De esta manera vamos generando nuestro propio banco de semillas de abonos verdes y de materia orgánica para acolchado.

Favorecemos el reciclaje interno y la economía circular de nuestro huerto para ser mas autónomos.

Policultivo de calabaza-maíz y cereal
Si te gustó este post y lo consideras útil puedes compartirlo recomendarlo con tu amigos hortelanos seguro les sirve.
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print

No comments.

Deja una respuesta